dilluns, 25 d’agost de 2008

Lizania

Lizania és una manera d’entendre la vida i el món de Jesus Lizano. No coneixia ni crec havia sentit mai res sobre aquest poeta, i ha estat aquest passat cap de setmana quan l'he descobert, tota una revelació per a mi, no em va deixar indiferent. És un d'aquells individus que afortunadament sobresurten perquè les seves paraules ens provoquen un saludable sacseig, necessari al meu parer.

Aquí tens el poema que m'ha fet descobrir-lo, recitat per ell guanya molt més. Encara que ell és nascut a Barcelona, escriu en castellà:

LAS PERSONAS CURVAS
Mi madre decía: a mí me gustan las personas rectas


A mí me gustan las personas curvas,
las ideas curvas,
los caminos curvos,
porque el mundo es curvo
y la tierra es curva
y el movimiento es curvo;
y me gustan las curvas
y los pechos curvos
y los culos curvos,
los sentimientos curvos;
la ebriedad: es curva;
las palabras curvas:
el amor es curvo;
¡el vientre es curvo!;
lo diverso es curvo.

A mí me gustan los mundos curvos;
el mar es curvo,
la risa es curva,
la alegría es curva,
el dolor es curvo;
las uvas: curvas;
las naranjas: curvas;
los labios: curvos;
y los sueños, curvos;
los paraísos, curvos (no hay otros paraísos);
a mí me gusta la anarquía curva;
el día es curvo
y la noche es curva;
¡la aventura es curva!

Y no me gustan las personas rectas,
el mundo recto,
las ideas rectas;
a mí me gustan las manos curvas,
los poemas curvos,
las horas curvas:
¡contemplar es curvo!;
(en las que puedes contemplar las curvas y conocer la tierra);
los instrumentos curvos,
no los cuchillos,
no las leyes:
no me gustan las leyes porque son rectas,
no me gustan las cosas rectas;
los suspiros: curvos;
los besos: curvos;
las caricias: curvas.
Y la paciencia es curva.
El pan es curvo
y la metralla recta.

No me gustan las cosas rectas
ni la línea recta:
se pierden todas las líneas rectas;
no me gusta la muerte porque es recta,
es la cosa más recta,
lo escondido detrás de las cosas rectas;
ni los maestros rectos
ni las maestras rectas:
a mí me gustan los maestros curvos,
las maestras curvas.
No los dioses rectos:
¡libérennos los dioses curvos de los dioses rectos!
El baño es curvo,
la verdad es curva,
yo no resisto las verdades rectas;
vivir es curvo,
la poesía es curva,
el corazón es curvo.

A mí me gustan las personas curvas
y huyo, es la peste, de las personas rectas.


De Jesús Lizano

Per cert, les llargues i canoses barbes d'aquest poeta ja transmeten quelcom de discordant. Amunt amb l'autenticitat, i si és de línies corbes millor!